fbpx

El Black Friday se perfila como una oportunidad para el sector del comercio electrónico, que espera un aumento de las ventas y las transacciones, que experimentó un aumento del 440% en 2021 y 2022.

El 24 de noviembre se celebra el Black Friday, una fecha clave en el calendario comercial de Colombia, que se ha consolidado como un período de ventas significativo, especialmente para el sector de comercio electrónico. Según las cifras proporcionadas por la Cámara de Comercio Electrónico (CCE), las ventas durante el período del Black Friday en Colombia experimentaron un notable aumento del 440% en los años 2021 y 2022, con proyecciones que indican que esta tendencia al alza continuará en 2023. Además, de acuerdo a datos de Puntos Colombia, su e-commerce este año crece en promedio entre un 35% y 45%, con previsiones de incrementos superiores al 150% en categorías como electrodomésticos y tecnología, lo que destaca la relevancia de este período para el sector.

PayU, una de las principales pasarelas de pago en Colombia, anticipa un incremento del 65% en ventas y un aumento del 73% en el número de transacciones para este Black Friday. Este pronóstico se basa en análisis de datos de años anteriores y en el uso de Inteligencia Artificial para incorporar datos de crecimiento del mercado y proyecciones económicas, lo que refleja la creciente importancia del Black Friday en el panorama comercial del país.

A pesar de estas perspectivas optimistas, el sector del comercio ha enfrentado desafíos durante el 2023, marcando diez meses sin repuntes significativos en ventas. Fenalco, la federación de comerciantes, atribuye esta situación a la alta inflación y a las elevadas tasas de interés, factores que han mermado el poder adquisitivo de los hogares colombianos. Esta realidad contrasta con las expectativas de fuertes ventas durante el Black Friday y la temporada de fin de año, subrayando la complejidad del contexto económico en el que se desarrolla este evento comercial.

Se espera que las ventas registren un notable incremento del 65%, con tiendas destacadas como Éxito y Alkosto compitiendo intensamente para captar la atención de los compradores. Este aumento previsto refleja la importancia y el impacto creciente del Black Friday en el panorama comercial del país.

Además, debido a la ausencia de los días sin IVA, se anticipa que los consumidores trasladen sus compras al Black Friday, lo que podría convertirlo en uno de los eventos de mayores transacciones del año. Las categorías que se proyectan tener una mayor demanda incluyen electrónica y electrodomésticos (35%), moda y calzado (25%), juegos y juguetes (20%), belleza y cuidado personal (15%) y artículos para el hogar (10%).

Lorena Mojica Mariño, de Tintal Plaza, anticipa ventas superiores a $1.500.000, con un ticket promedio de $120.000, basado en un crecimiento sostenido del 5.98% en noviembre respecto al año anterior. La estrategia incluye descuentos de hasta el 60%, buscando atraer a una clientela diversa y entusiasta.

En Plaza Imperial, la gerente de mercadeo, Diana Patiño, proyecta un aumento del 32% en el tráfico peatonal, destacando categorías como ropa, calzado, tecnología y artículos para el hogar, con expectativas de un ticket promedio de $380 mil pesos. Esta tendencia sugiere una temporada de compras vibrante y dinámica, reflejando el creciente interés de los consumidores en el Black Friday como una cita comercial clave.

Juan Esteban De Los Ríos, del Centro Comercial Nuestro Bogotá, comparte un entusiasmo similar, esperando duplicar las ventas del año pasado. La introducción de los Black Days, con descuentos en moda y tecnología, y la extensión de horarios hasta las 11:00 PM, son parte de una estrategia para ofrecer una experiencia de compra excepcional, aprovechando la tendencia de anticipar las compras navideñas.

Según Fenalco, el Black Friday se ha consolidado como un período crucial para el comercio, con expectativas de ventas de hasta $25 billones de pesos, un aumento del 10% en comparación con el año anterior. La investigación de Kantar indica que los sectores electrónicos, de moda y hogar serán los más beneficiados, subrayando la importancia de estas categorías en las estrategias de venta.

Mojica de Tintal Plaza también enfatiza el perfil diverso de los clientes, con un equilibrio entre géneros y un rango de edad promedio de 40 años. Las categorías de mayor consumo abarcan desde supermercados hasta ropa y calzado, con un pico de ventas entre las 2:00 pm y las 7:00 pm, particularmente los fines de semana y lunes, lo que sugiere un patrón de compra que beneficia a los comerciantes y define la dinámica del Black Friday en Bogotá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *